9 razones por la que no bajas de peso

Cargando...

Probablemente desconozcas de estas por la que no bajas de peso porque si crees que estás comiendo de manera saludable y haciendo suficiente ejercicio pero estás luchando para perder peso, únete al club. Muchos de nosotros creemos que estamos marcando todas las casillas para quemar grasa, y no obtenemos ningún beneficio por nuestros problemas.

Pero eso es porque ver la pérdida de peso como una simple ecuación no funciona. Realmente no es un caso de “moverse más, comer menos”.

Relacionados: https://guiadeabuela.com/remedios-caseros/

Cargando...

El aumento de peso o la pérdida de peso de la meseta puede deberse a varias cosas, entre ellas:

Conoce las razones por la que no bajas de peso

razones por la que no bajas de peso

1. Falta de sueño

Dormir es tan importante porque solo cuando estás totalmente descansado, tu cuerpo puede reparar.

Ahí es cuando sus músculos crecen y se recuperan, lo que es crucial para cambiar la composición de su cuerpo y reducir ese porcentaje de grasa corporal.

Un estudio realizado en 2010 por la Universidad de Chicago descubrió que cuando los que seguían una dieta dormían toda la noche, más de la mitad del peso que perdían era grasa.

Cargando...

Cuando recortaron el sueño, esto no solo redujo la cantidad de pérdida de grasa a solo un cuarto, sino que también reportaron sentirse más hambrientos.

Sin un descanso adecuado, sus hormonas de saciedad y hambre, la leptina y la grelina, estarán fuera de control. Esto puede fomentar los antojos, en particular para los alimentos dulces.

El año pasado, los científicos descubrieron que las personas que reciben entre siete y nueve horas la mayoría de la noche también tienen menos dolores de hambre.

2. Demasiado estrés

La hormona del estrés, el cortisol a un lado, el estrés en realidad hace que sea más difícil para usted decir “no” a las bebidas alcohólicas y las galletas.

Los científicos de UNSW han estado descubriendo por qué es tan difícil ignorar los alimentos poco saludables.

Relacionados: https://guiadeabuela.com/remedios-caseros/

Descubrieron que sentirse estresado, cansado o sobrecargado de trabajo hace que sea casi imposible ignorar las señales que indican algo gratificante, como la comida poco saludable.

Si está experimentando estrés, entonces necesita retirarse de las situaciones en las que es probable que se sienta tentado a ceder ante su debilidad.

3. Falta de seguimiento de su ingesta

Cuando se trata de calorías y pasos, “si no estás evaluando, simplemente estás adivinando”.

Puede ser muy difícil saber con exactitud cuánto está comiendo y moviéndose, y muchas personas son culpables de subestimar su consumo de calorías.

Intente rastrear su comida y haga ejercicio en una aplicación como MyFitnessPal durante un par de semanas para acostumbrarse a cómo se ven realmente las calorías.

5. Problemas hormonales.

Las hormonas son la clave para que nuestro cuerpo funcione sin problemas, y algunas veces llevar una dieta saludable y un régimen de ejercicio puede no ser suficiente para solucionar los problemas hormonales.

Las mujeres que tienen niveles altos de estrógeno a lo largo de su ciclo tienden a mantener su peso alrededor de sus medianas, por lo que si se esfuerza por cambiar la grasa abdominal, podría valer la pena realizar una prueba de estradiol.

Puede solicitar una  prueba aprobada por la Organización Mundial de la Salud  para hacer en casa (£ 80) o hacer que su médico de cabecera haga una en su lugar (una opción mucho más barata).

El síndrome de ovario poliquístico también puede ser responsable del aumento de peso.

El factor ambiental más común en el SOP es la resistencia a la insulina o la diabetes pre-Tipo 2 .

70% o 80% de las mujeres con SOP tienen resistencia a la insulina (Diabetes tipo 2), por lo que el azúcar (y eso incluye edulcorantes naturales como dátiles y jarabe de arce) solo va a exacerbar esto.

Y la resistencia a la insulina va a significar que es más probable que retengas grasa alrededor de tu vientre y que generalmente te resulte más difícil cambiar de peso.

Vale la pena que lo revisen para ver si tiene PCOS si tiene períodos irregulares y está experimentando un aumento de peso, a pesar de llevar un estilo de vida saludable.

La menopausia también puede hacer que las mujeres coman más y hagan menos ejercicio, disminuyendo la tasa metabólica y aumentando la resistencia a la insulina, haciendo que sea mucho más difícil metabolizar el azúcar y los carbohidratos.

Ah, y ese cambio también afecta la distribución de la grasa.

El aumento de peso en la perimenopausia a menudo se asocia con la acumulación de grasa alrededor del abdomen y los órganos internos, en oposición a las caderas y los muslos, y esto puede llevar a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y varios tipos de cáncer .

6. Inconsistencia

La consistencia es clave en todos los ámbitos de la vida. No es suficiente comer bien durante una semana y luego otra no.

Lo mismo se aplica cuando se trata de ejercicio. Intenta crear una rutina.

Piensa en ti mismo como el tipo de persona que hace ejercicio cuatro veces a la semana y el tipo de persona que le gusta comer saludablemente todos los días. Haz de ambos un hábito.

7. Saltar las “reglas”

¿Cuántos de nosotros somos “buenos” durante la semana, solo para enojarnos con el alcohol o las golosinas durante el fin de semana?

Esos días de “rebeldia” pueden darnos algo que esperar, pero también perpetúan un ciclo de atracones.

En lugar de privarse de golosinas durante la semana, permítase un capricho por día y establezca límites para esos días menos estrictos.

Tenga un límite de dos bebidas o un postre después de la cena que puede esperar.

8. Mentalidad negativa.

Teniendo en cuenta los días de “trampa o saltar las reglas”… si dejamos de pensar en la comida como un placer “culpable” o algo para “engañar”, entonces hay más posibilidades de verlo como nutrición para nuestros cuerpos.

Muchos problemas de peso provienen de tener una relación negativa con nosotros mismos y con la comida, y eso es algo que la industria de la dieta explota.

Así que trate de cambiar el lenguaje que está utilizando y empiece a pensar en todos los alimentos como sustento.

Una barra de chocolate no es más “mala” para nosotros como ensalada, simplemente es más densa de energía.

9. Tienes prisa

Las transformaciones del gimnasio tienden a decir que se necesitan ocho semanas para sentir un cambio, 12 semanas para ver un cambio.

El problema es que las personas influyentes y las compañías hacen dinero prometiendo mejoras de la noche a la mañana que simplemente no existen.

¿Cuánto tiempo le ha llevado ponerse en la forma en que está ahora?

Si es el resultado de comer en exceso durante cinco años, ¿qué te hace pensar que puedes volver a perder peso en dos semanas?

Prepárese para el largo camino y es más probable que llegue a su destino

Referencias

Cargando...
Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *