Mujer da a luz en estado de coma por Covid-19 «fue simplemente la gracia de Dios»

Sin título 1

Angela Primachenko, de 27 años, se despertó el 6 de abril, con su vientre plano y sin los síntomas de la enfermedad que la trajo al hospital. Poco después, descubrió que había dado a luz mientras estaba inconsciente.

Durante una entrevista con el programa «Today» de la NBC, Primachenko dijo que empezó a sentirse mal el 24 de marzo, cuando desarrolló fiebre, un síntoma peligroso para una mujer de 33 semanas de embarazo. Así que fue al hospital, donde trabaja como terapeuta respiratoria, para que le hicieran pruebas de coronavirus.

Resultó positivo para Covid-19. Sus síntomas comenzaron a empeorar instantáneamente; para el 29 de marzo, Primachenko fue puesta en un coma inducido médicamente.

«Aliento de vida»

La joven madre seguía inconsciente el 1 de abril, cuando los médicos le indujeron el parto y dio a luz a su niña, Ava, cuyo nombre significa «aliento de vida».

La hermana gemela de Primachenko, Oksana Luiten, escribió sobre la angustiosa experiencia en Instagram, admitiendo que los «tiempos oscuros» desafiaron su fe y confianza en Dios.

«Me sentí tan impotente y tan temerosa y fuera de control», escribió. «Pero así es como crece la fe, pasando por tiempos de incertidumbre y viendo a Dios calmar suavemente mi espiral una y otra vez… y ahora viendo el final… me quedo asombrada de Dios. Él es bueno».

Primachenko, desde entonces ha dejado el respirador y respira bien por sí misma. Cuando fue dada de alta de la UCI, sus colegas se reunieron para aplaudir su impresionante lucha.

«Todos me ovacionaron de pie y me aplaudieron para que saliera de la UCI «, recordó. «Fue simplemente la gracia de Dios«.

«Soy un milagro caminando»

Afortunadamente, aunque Primachenko no ha interactuado físicamente con su hija recién nacida, ha podido verla a través de videollamadas cuando su marido, David, se encarga de Ava.

«Ella es nuestro nuevo aliento de vida», dijo Primachenko.

Primachenko no podrá reunirse con su marido e hijas hasta que haya dado negativo en las pruebas de coronavirus al menos dos veces.

«Incluso en los días más duros y en los momentos más difíciles, hay esperanza», dijo. «Y puedes confiar en Dios y en la gente y la comunidad. La cantidad de gente de la comunidad que oraba por mí es increíble. Me quedé impresionada y estoy increíblemente agradecida. Y siento que soy un milagro caminando«.

pinit fg en rect red 28

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimized with PageSpeed Ninja