Van a tener quintillizos, pero en el hospital su novio descubre…

La historia de Paul y Bárbara te dejará con la boca abierta y es que, ellos se conocieron a los 35 años a través de un sitio de internet, donde comenzaron a conocerse y donde finalmente se enamoraron.

A los dos meses de relación, Bárbara le dio la noticia a Paul de que se convertirían en padres y Paul no cabía de la emoción. Poco a poco, la barriga de Bárbara comenzó a crecer y la pareja no podía estar más feliz.

Cuando finalmente dieron a conocer la noticia, todos sus familiares se organizaron para brindarles todo el apoyo que necesitaban, pues no la pareja no solo estaba esperando un bebé, sino que dentro de la panza de Bárbara había 5 corazones latiendo.

El día esperado llegó y Paul estaba muy ansioso de conocer a sus pequeños. Cuando por fin llegaron al área de maternidad del hospital, su alegría se convirtió en una noticia que los dejó en shock.

La médico encargada del parto, realizó un par de estudios de sangre a Bárbara antes de comenzar la labor de parto, y fue ahí donde se dieron cuenta que en realidad no había ningún bebé, pues nunca lo habían concebido y lo que presentaba Bárbara era únicamente un “embarazo psicológico.”

Las ilusiones de Paul se quebraron por completo, pues realmente soñaba con convertirse en padre.

“Me dejó elegir los nombres, porque creía que realmente iba a ser padre. He perdido todo, esto era toda mi vida.” – confesó Paul destrozado a Daily Mail.

Inmediatamente Bárbara fue sometida a un control psicológico para tratar su proceso y es que un embarazo psicológico logra engañar al cuerpo de tal forma que los síntomas son tan fuertes que las hormonas comienzan a tener una revolución y el cuerpo se moldea como si fuera real.

Seguramente Bárbara nunca se realizó una prueba precisa para confirmar que estuviera embarazada y posiblemente tampoco se realizó ninguna ecografía durante su “embarazo.”

La mentira de Bárbara rompió las ilusiones de su pa

Argentina se encuentra en grave peligro 451 medicos infectados por covid-19

Es la cifra que maneja el Ministerio de Salud de la Nación. De esa cantidad, según el sistema de vigilancia epidemiológica, 130 contrajeron el Covid-19 trabajando en establecimientos de salud, y el resto tienen antecedentes de viaje o son contactos estrechos de los mismos. Además, ya son cuatro los profesionales que murieron por la enfermedad

Están en el frente de batalla contra el coronavirus. Son quienes más hay que cuidar en la pandemia: si ellos caen, muchos pacientes quedarán sin ser debidamente atendidos. Médicos, enfermeros y kinesiólogos (los principales protagonistas de las terapias intensivas) han comenzado a contagiarse en nuestro país. Y a morir.

Hasta ayer, eran 431 los profesionales de la salud los que dieron positivo en el test de Covid-19 y quedaron fuera de la primera línea de combate. Esa cantidad representa el 15 por ciento de los infectados que se registran en el país, que son 2.839 en total.

Según la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), hay sólo 1350 médicos preparados para esa especialidad. Para paliar ese déficit, el Ministerio de Salud convocó a distintos profesionales de la salud y, días pasados, el número de anotados ascendía a 3122.

Un integrante de primer nivel en el equipo de salud del gobierno que acercó esa cifra a Infobae, señaló sin embargo que, de ellos, sólo 130 (un 4,5 por ciento) fueron reportados por el sistema de vigilancia epidemiológica como contagios directamente relacionados a la atención de pacientes o por pertenecer a establecimientos donde hay internados por coronavirus. El promedio de contagios de profesionales de la salud en el mundo es del 10 por ciento.

Ya son 431 los médicos infectados. 130 de ellos, por su trabajo profesional (Shutterstock)

“La mayoría de los infectados tienen antecedentes de viaje o son contactos estrechos de los mismos. Entre quienes vinieron desde zonas de riesgo y fueron positivos contamos 38. Y 301, el 14 por ciento, son contactos estrechos”, explicó.

Ayer, el Covid-19 se cobró la primera víctima en el campo sanitario en la provincia de Buenos Aires: Silvio Cufré, de 47 años, enfermero del Instituto Médico Brandsen, quien estaba internado en el Hospital Regional Cuenca Alta de Cañuelas y residía en Alejandro Korn, provincia de Buenos Aires. La muerte 132 en la Argentina.

En su fallecimiento interviene la fiscal Mariana Albisu por una denuncia de la Municipalidad de Brandsen y otra de oficio. La investigación se inició ya que Cufré trabajaba en el establecimiento donde murieron dos familiares directos del futbolista Walter Montillo: su abuelo Oscar y su padre, Walter Oscar, quien se confirmó que tenía Covid-19. La sospecha es que la clínica ocultó que este último era un paciente que padecía la enfermedad.

El mundo ya supero 2.3 millones de infectados por coronavirus

La pandemia del nuevo coronavirus originada en la ciudad china de Wuhan supera ya los 2,3 millones de casos y deja más de 160.000 víctimas mortales en 185 países del mundo. Estados Unidos es la nación que marcando los máximos de casos diarios, según el balance actualizado este domingo por la universidad Johns Hopkins y tras un día en que el continente africano ha rebasado ya el umbral del millar de muertos.

Las perspectivas para África son alarmantes. Con 19.895 casos, 1.016 víctimas mortales y 4.642 altas, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que el número de casos en el continente se ha multiplicado por dos en los últimos siete días. Sin acceso a agua o estructura sanitaria, el virus allí podría causar verdaderos estragos.

Por regiones del continente, la más afectada es la del norte, con 8.746 casos, 743 fallecidos, y 1.289 recuperados. Argelia, Egipto y Marruecos, con más de 2.000 casos, son los países más afectados no solo de la región, sino del continente entero junto a Sudáfrica.

Entre 300.000 y hasta un máximo de 3,3 millones de personas podrían perder la vida como resultado directo de la pandemia de coronavirus en África en función de las medidas que se adopten para frenar su propagación, según advierte en un informe la Comisión Económica para África de la ONU (UNECA).

BALANCE GENERAL

En términos generales, la pandemia deja ya 2.330.259 personas contagiadas y 160.917 víctimas mortalesEstados Unidos ha confirmado 735.242 casos de coronavirus y contabiliza ya 39.089 muertes, con el estado de Nueva York como, una vez más, el epicentro de la pandemia en Estados Unidos, con mas de 13.000 fallecidos.

El mundo hoy 17 de abril superó los 150.000 muertos por coronavirus

El nuevo coronavirus provocó unos 150.948 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre, según un balance establecido elaborado por el centro John Hopkings, en base a cifras oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 2.204.511 casos de contagio en 193 países o territorios. La cifra de casos diagnosticados positivos sólo refleja sin embargo una parte de la totalidad de contagios debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticar los casos, algunos sólo lo hacen con aquellas personas que necesitan una hospitalización. Las autoridades consideran que hasta ahora, al menos 474.900 personas se curaron de la enfermedad.

La cantidad de muertos en Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al virus a fines de febrero, asciende a 34.180. El país registró 683.786 contagios. Las autoridades consideran que 56.546 personas sanaron.

España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido, en este orden, se mantienen como los países más afectados por la pandemia en cuanto a número de contagios confirmados y son los únicos donde se ha superado la barrera de los 100.000 casos, detrás de Estados Unidos.

España informó el viernes de 585 muertes más en todo el país, alcanzando los 19.478; así como 5.252 contagios nuevos, hasta 188.068Las altas médicas fueron 3.502, hasta llegar a 72.963.

Sin embargo, al sumar los casos nuevos, no cuadran ni el total de fallecidos ni el de curados respecto a las cantidades facilitadas el martes, sino que serían distintos (19.310 y 74.797, respectivamente). El Ministerio de Sanidad atribuyó esa divergencia de los “últimos días” a la información notificada por Cataluña, la segunda región española más afectada por la crisis sanitaria, mientras prosiguen las críticas sobre la supuesta falta de homogeneidad y certeza de los datos.

Los muertos en Italia con coronavirus son ya 22.745 al registrarse 575 en las últimas 24 horas, una cifra superior a los 525 del jueves. Pero sigue bajando el ritmo de contagios y las personas hospitalizadas y las ingresadas en cuidados intensivos.

Los casos totales de infectados desde el 21 de febrero, cuando se detectó el coronavirus en Italia, ascienden a 172.434, con 3.493 nuevos (el jueves habían sido 3.786). De ellos, 42.727 ya se han curado (2.563 en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde el inicio de la emergencia), según los datos ofrecidos hoy por el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, en su boletín diario.

Además, las autoridades italianas anunciaron que usarán una aplicación en el móvil para rastrear los casos de coronavirus con el fin de limitar su propagación, la cual empezará a ser probada en pocos días en varias regiones de la península. Domenico Arcuri, comisario especial designado por el gobierno italiano para la lucha contra la COVID-19, firmó el jueves por la noche el decreto que autoriza el uso de la aplicación, llamada “Immuni” y creada por la compañía Bending Spoons de Milán (norte), precisó el gobierno en su página web oficial.

Mujer da a luz en estado de coma por Covid-19 «fue simplemente la gracia de Dios»

Angela Primachenko, de 27 años, se despertó el 6 de abril, con su vientre plano y sin los síntomas de la enfermedad que la trajo al hospital. Poco después, descubrió que había dado a luz mientras estaba inconsciente.

Durante una entrevista con el programa «Today» de la NBC, Primachenko dijo que empezó a sentirse mal el 24 de marzo, cuando desarrolló fiebre, un síntoma peligroso para una mujer de 33 semanas de embarazo. Así que fue al hospital, donde trabaja como terapeuta respiratoria, para que le hicieran pruebas de coronavirus.

Resultó positivo para Covid-19. Sus síntomas comenzaron a empeorar instantáneamente; para el 29 de marzo, Primachenko fue puesta en un coma inducido médicamente.

«Aliento de vida»

La joven madre seguía inconsciente el 1 de abril, cuando los médicos le indujeron el parto y dio a luz a su niña, Ava, cuyo nombre significa «aliento de vida».

La hermana gemela de Primachenko, Oksana Luiten, escribió sobre la angustiosa experiencia en Instagram, admitiendo que los «tiempos oscuros» desafiaron su fe y confianza en Dios.

«Me sentí tan impotente y tan temerosa y fuera de control», escribió. «Pero así es como crece la fe, pasando por tiempos de incertidumbre y viendo a Dios calmar suavemente mi espiral una y otra vez… y ahora viendo el final… me quedo asombrada de Dios. Él es bueno».

Primachenko, desde entonces ha dejado el respirador y respira bien por sí misma. Cuando fue dada de alta de la UCI, sus colegas se reunieron para aplaudir su impresionante lucha.

«Todos me ovacionaron de pie y me aplaudieron para que saliera de la UCI «, recordó. «Fue simplemente la gracia de Dios«.

«Soy un milagro caminando»

Afortunadamente, aunque Primachenko no ha interactuado físicamente con su hija recién nacida, ha podido verla a través de videollamadas cuando su marido, David, se encarga de Ava.

«Ella es nuestro nuevo aliento de vida», dijo Primachenko.

Primachenko no podrá reunirse con su marido e hijas hasta que haya dado negativo en las pruebas de coronavirus al menos dos veces.

«Incluso en los días más duros y en los momentos más difíciles, hay esperanza», dijo. «Y puedes confiar en Dios y en la gente y la comunidad. La cantidad de gente de la comunidad que oraba por mí es increíble. Me quedé impresionada y estoy increíblemente agradecida. Y siento que soy un milagro caminando«.

“Si yo no salgo a vender, no como”: Ana María, de 88 años

Ana María del salvador con 88 años: “Si yo no salgo a vender, no como”

“No quieren que uno salga a trabajar, pero yo no tengo pensión. Y cómo voy a hacer yo, si no salgo a vender no como”, responde Ana María Reymundo, de 88 años. Ella vende en el Centro Histórico de su ciudad, al preguntarle si sabía de las medidas que ordenó el presidente de la República, Nayib Bukele, por el COVID-19.

El presidente Bukele el domingo pasado dio un discurso donde ordenó a las empresas que manden a su personal de la tercera edad y a las embarazadas a su casa como medida por el COVID-19. “Tienen que ir a sus casas y quedarse ahí, solo pueden salir para cosas estrictamente necesarias”, dijo en su discurso.

Ana María es consciente de lo que su presidente quiere y aunque quisiera estar en su casa tomando esta medida de seguridad, ella no tiene ningún tipo de ayuda. Este lunes ella viajó desde San Pedro Perulapán, departamento de Cuscatlán hacia el Centro Histórico de San Salvador, para vender cestas de plástico, lo que le da su sustento.

Esta es la realidad de muchas personas de la tercera edad sin empleo formal ni ayuda de ningún tipo. Como señala Miguel Ángel Ramírez de 68 años fotógrafo de turismo en el Salvador: “Hay que rebuscarse por los frijolitos”.

En esta época de cuarentena, si necesitas comprar, piensa en estas personas, quienes necesitan hoy más que nunca necesitan de nuestro apoyo.