Argentina se encuentra en grave peligro 451 medicos infectados por covid-19

10b595d7 05be 4f19 8749 ae6aea6fcf8a

Es la cifra que maneja el Ministerio de Salud de la Nación. De esa cantidad, según el sistema de vigilancia epidemiológica, 130 contrajeron el Covid-19 trabajando en establecimientos de salud, y el resto tienen antecedentes de viaje o son contactos estrechos de los mismos. Además, ya son cuatro los profesionales que murieron por la enfermedad

Están en el frente de batalla contra el coronavirus. Son quienes más hay que cuidar en la pandemia: si ellos caen, muchos pacientes quedarán sin ser debidamente atendidos. Médicos, enfermeros y kinesiólogos (los principales protagonistas de las terapias intensivas) han comenzado a contagiarse en nuestro país. Y a morir.

Hasta ayer, eran 431 los profesionales de la salud los que dieron positivo en el test de Covid-19 y quedaron fuera de la primera línea de combate. Esa cantidad representa el 15 por ciento de los infectados que se registran en el país, que son 2.839 en total.

Según la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), hay sólo 1350 médicos preparados para esa especialidad. Para paliar ese déficit, el Ministerio de Salud convocó a distintos profesionales de la salud y, días pasados, el número de anotados ascendía a 3122.

Un integrante de primer nivel en el equipo de salud del gobierno que acercó esa cifra a Infobae, señaló sin embargo que, de ellos, sólo 130 (un 4,5 por ciento) fueron reportados por el sistema de vigilancia epidemiológica como contagios directamente relacionados a la atención de pacientes o por pertenecer a establecimientos donde hay internados por coronavirus. El promedio de contagios de profesionales de la salud en el mundo es del 10 por ciento.

Ya son 431 los médicos infectados. 130 de ellos, por su trabajo profesional (Shutterstock)

“La mayoría de los infectados tienen antecedentes de viaje o son contactos estrechos de los mismos. Entre quienes vinieron desde zonas de riesgo y fueron positivos contamos 38. Y 301, el 14 por ciento, son contactos estrechos”, explicó.

Ayer, el Covid-19 se cobró la primera víctima en el campo sanitario en la provincia de Buenos Aires: Silvio Cufré, de 47 años, enfermero del Instituto Médico Brandsen, quien estaba internado en el Hospital Regional Cuenca Alta de Cañuelas y residía en Alejandro Korn, provincia de Buenos Aires. La muerte 132 en la Argentina.

En su fallecimiento interviene la fiscal Mariana Albisu por una denuncia de la Municipalidad de Brandsen y otra de oficio. La investigación se inició ya que Cufré trabajaba en el establecimiento donde murieron dos familiares directos del futbolista Walter Montillo: su abuelo Oscar y su padre, Walter Oscar, quien se confirmó que tenía Covid-19. La sospecha es que la clínica ocultó que este último era un paciente que padecía la enfermedad.

pinit fg en rect red 28

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimized with PageSpeed Ninja