Estados Unidos supera 900.000 casos de covid-19 y un total de 52.000 muertes

Washington: Más de 900.000 personas se infectaron con el nuevo coronavirus (COVID-19) a partir del sábado en los Estados Unidos, con un número de muertes superior a 52.000, mientras que un nuevo estudio indicó que el virus probablemente se propagaría en varias ciudades estadounidenses «mucho antes» de lo que los estadounidenses sabían.

El número de casos de COVID-19 en el país ascendió a 905.364 a 10.30 a.m. (1430 GMT), y se registraron un total de 52.042 muertes relacionadas con la enfermedad, según informó el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas (CSSE) de la Universidad Johns Hopkins, informó la agencia de noticias Xinhua.

Nueva York sigue siendo el estado más afectado, con 271.590 casos y 21.411 muertes. Nueva Jersey sigue, con 102.196 casos y 5.683 muertes. Otros estados con más de 40.000 casos incluyen Massachusetts, California y Pensilvania.

En todo el mundo, más de 200.000 personas murieron a causa de la enfermedad hasta el sábado, entre más de 2,8 millones de casos, mostraron los datos de la CSSE.

Estados Unidos sufrió más víctimas mortales. Italia siguió con 26.384 muertes. España reportó 22.902 muertes, Francia y Gran Bretaña también reportaron más de 20.000 muertes.

Los estados de los Estados Unidos y el gobierno federal están tratando muy duro de equilibrar el riesgo de salud pública que representa el virus con el grave costo del cierre de la economía del país.

La Oficina de Presupuesto del Congreso dijo el viernes que la tasa de desempleo en todo el país, que era casi un mínimo de 50 años antes de que el coronavirus golpeara, aumentará al 16% en septiembre a medida que la economía se marchite bajo el impacto del brote.

Más de 26 millones de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo desde marzo.

La Casa Blanca dio a conocer el 16 de abril directrices trifásicas para la reapertura de la economía estadounidense, poniendo la carga sobre los gobernadores de tomar decisiones sobre las economías de sus estados.

Más de una docena de estados, incluyendo Georgia, Oklahoma, Tennessee, Mississippi, Texas, Colorado y Iowa, están avanzando hacia el reinicio de sus economías este fin de semana con algunas restricciones.

Muchos otros estados siguen dudando en tomar tales medidas sin una capacidad de prueba más robusta. Nueva York, California, Pensilvania, Massachusetts y Michigan ya han extendido sus pedidos de estancia en casa.

Varios estados han anunciado planes para coordinar su respuesta con los vecinos. California está avanzando en coordinación con Washington y Oregón, mientras que los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Delaware y Rhode Island anunciaron planes para formar un grupo de trabajo conjunto.

Una encuesta de CBS News publicada el jueves dijo que el 70% de los encuestados creía que la principal prioridad del país debería ser tratar de «frenar la propagación del coronavirus manteniendo a la gente en casa y el distanciamiento social, incluso si la economía está herida a corto plazo».

Es probable que el virus se propague en varias ciudades estadounidenses «mucho antes» de lo que los estadounidenses sabían, según una nueva investigación.

«Incluso a principios de febrero, mientras que el mundo se centró en China, el virus no sólo probablemente se propagaría en varias ciudades estadounidenses, sino que también sembraba flores de infección en otros lugares de los Estados Unidos, encontraron los investigadores», dijo un informe de The New York Times el jueves.

En las cinco principales ciudades de Estados Unidos: Nueva York, Boston, San Francisco, Chicago y Seattle, a partir del 1 de marzo, sólo había 23 casos confirmados del coronavirus.

Sin embargo, según un modelo de propagación de la enfermedad por investigadores de la Universidad del Noreste, «podría haber habido alrededor de 28.000 infecciones en esas ciudades para entonces», dijo el informe.

El virus se propagó en la costa oeste de los Estados Unidos semanas antes de lo que se creía inicialmente, según la nueva información publicada por el condado de Santa Clara, California el martes.

Patricia Dowd, una mujer de 57 años de San José, murió en su casa el 6 de febrero.

Jeffrey V. Smith, ejecutivo del condado de Santa Clara, le dijo a Xinhua en una entrevista por correo electrónico que «hasta ahora, esta es la primera muerte en los Estados Unidos».

Dowd y otro hombre de 69 años que murió en su casa el 17 de febrero no tenían «historial de viajes significativo», y presumiblemente atraparon el virus a través de la propagación de la comunidad, dijo la oficial de salud pública del condado, la Dra. Sara Cody.

«Estos pacientes aparentemente contrajeron la enfermedad por la propagación de la comunidad. Esto sugiere que el virus estaba circulando en el área de la bahía al menos en enero, probablemente antes», dijo Smith a Xinhua.

Anteriormente, la primera muerte conocida en Estados Unidos por el virus fue el 29 de febrero en Kirkland, en el estado de Washington.

Cómo hacer Bomba de Nutella fácil de hacer

Ingredientes:

30 gramos de levadura orgánica fresca (o 10 g de levadura orgánica granulada
1/2 taza de azúcar de té
1/2 taza de agua caliente
4 cucharadas de leche en polvo
2 huevos
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de aceite
6 tazas de harina de trigo
1 cucharada de café de sal Asamblea
3 cucharadas de leche en polvo
3 cucharadas de azúcar leche, suficiente para decorar Nutella a gusto

Preparación:

En un tazón, coloca la levadura, el azúcar y un poco de agua tibia hasta que la levadura se disuelva. Añade el resto de los ingredientes, menos la harina, y remueve hasta que esté homogéneo. Poner la harina poco a poco, revolviendo hasta que la masa esté espesa. Colóquelo en una superficie, añada más harina y sople la masa hasta que se desintegre de sus manos. La masa debe ser suave y homogénea. Déjelo descansar durante una hora. Con la masa, haz 12 bolitas. Hornee en una sartén antiadherente durante 25 minutos a 200ºC.

Assemblar:

Mojar los sueños en la leche y luego en la mezcla de leche en polvo y azúcar. Cortar el sueño por la mitad y llenarlo con Nutella.

Como hacer ojitos de mermelada en casa

Ingredientes:

  • 150 g de Mantequilla
  • 120 g  de Azúcar impalpable 
  • 3 Yemas
  • 1 cta de Ralladura de limón
  • ½ cta. de Esencia de vainilla
  • 2 tazas de Harina, 2 tazas
  • 1 taza de Almidón de maíz, 1 taza
  • 1 cta Polvo de hornear, 1 cta
  • 200 g de mermelada de fresa, higo, naranja ,dulce de membrillo (lo que mas os guste)
  • Un chorrito de Leche

Perparación:

  • Mezclar la mantequilla con el azúcar y batir con la batidora hasta que la mezcla esté cremosa.
  • Agregar las yemas y perfumar con la esencia de vainilla.
  • Aparte, tamizar los ingredientes secos e incorporar a la mezcla, uniendo todo hasta formar una masa homogénea.
  • Envolver en film y descansar durante media hora en la heladera.
  • Estirar la masa de 1 cm aproximadamente y cortar con cortante chico.
  • Colocar sobre una bandeja enmantecada y aplastar con el dedo pulgar, de modo de hacer un hueco en el centro de cada ojito.
  • Colocar una cucharadita de mermelada en el centro de cada ojito.
  • Cocinar en el horno a temperatura moderada durante 10-12 minutos.
  • Dejar enfriar antes de consumir.
  • Se guardan en recipiente hermético y en lugar fresco y seco.

Van a tener quintillizos, pero en el hospital su novio descubre…

La historia de Paul y Bárbara te dejará con la boca abierta y es que, ellos se conocieron a los 35 años a través de un sitio de internet, donde comenzaron a conocerse y donde finalmente se enamoraron.

A los dos meses de relación, Bárbara le dio la noticia a Paul de que se convertirían en padres y Paul no cabía de la emoción. Poco a poco, la barriga de Bárbara comenzó a crecer y la pareja no podía estar más feliz.

Cuando finalmente dieron a conocer la noticia, todos sus familiares se organizaron para brindarles todo el apoyo que necesitaban, pues no la pareja no solo estaba esperando un bebé, sino que dentro de la panza de Bárbara había 5 corazones latiendo.

El día esperado llegó y Paul estaba muy ansioso de conocer a sus pequeños. Cuando por fin llegaron al área de maternidad del hospital, su alegría se convirtió en una noticia que los dejó en shock.

La médico encargada del parto, realizó un par de estudios de sangre a Bárbara antes de comenzar la labor de parto, y fue ahí donde se dieron cuenta que en realidad no había ningún bebé, pues nunca lo habían concebido y lo que presentaba Bárbara era únicamente un “embarazo psicológico.”

Las ilusiones de Paul se quebraron por completo, pues realmente soñaba con convertirse en padre.

“Me dejó elegir los nombres, porque creía que realmente iba a ser padre. He perdido todo, esto era toda mi vida.” – confesó Paul destrozado a Daily Mail.

Inmediatamente Bárbara fue sometida a un control psicológico para tratar su proceso y es que un embarazo psicológico logra engañar al cuerpo de tal forma que los síntomas son tan fuertes que las hormonas comienzan a tener una revolución y el cuerpo se moldea como si fuera real.

Seguramente Bárbara nunca se realizó una prueba precisa para confirmar que estuviera embarazada y posiblemente tampoco se realizó ninguna ecografía durante su “embarazo.”

La mentira de Bárbara rompió las ilusiones de su pa

Más de 45 mil muertos por Coronavirus en EE.UU esta semana

(Reuters) – Las muertes por coronavirus de Estados Unidos superaron las 45.000 el martes duplicándose en poco más de una semana y aumentando en una cantidad casi récord en un solo día, según un recuento de Reuters.

Estados Unidos tiene con mucho el mayor número de casos de coronavirus confirmados en más de 810.000, casi cuatro veces más que España, el país con el segundo mayor número. A nivel mundial, los casos supropinaron 2,5 millones el martes.

Las muertes en Estados Unidos aumentaron en más de 2.750 solo el martes, apenas tímido de un pico de 2.806 muertes en un solo día el 15 de abril.

Nueva Jersey, Pensilvania y Michigan reportaron cada uno sus números más altos de muertes relacionadas con el coronavirus de un solo día el martes, más de 800 entre los tres estados. El estado de Nueva York, el epicentro del brote de Estados Unidos, reportó 481 nuevas muertes.

Los funcionarios de salud han observado que las muertes son un indicador rezagado del brote, que viene semanas después de que los pacientes se enferman, y no significan que las restricciones a permanecer en el hogar no están disminuyendo la propagación del virus.

Los nuevos casos reportados en Estados Unidos parecen estar desacelerando esta semana, aumentando en menos de 30.000 al día durante los últimos cuatro días hasta el martes. Los Estados Unidos tuvieron un récord de 35.392 nuevos casos el 4 de abril.

Estados como Georgia y Carolina del Sur suavizaron las restricciones impuestas durante la pandemia que cerró empresas y confinaron en gran medida a residentes a sus hogares después de protestas en Michigan, Pensilvania, California y otros lugares.

Una encuesta de opinión de Reuters/Ipsos publicada el martes mostró que una mayoría de los estadounidenses creían que las órdenes de permanecer en casa debían permanecer en su lugar hasta que los funcionarios de salud pública determinen que levantarlos es seguro, a pesar del daño a la economía estadounidense.

Las medidas han obligado a más de 22 millones de personas a solicitar prestaciones de desempleo en el último mes y han causado que los precios del petróleo se desplomen, ya que la pandemia ha borrado la demanda de combustible.

(Escritura de Lisa Shumaker; Edición por Bill Berkrot y Lincoln Feast.)

Argentina se encuentra en grave peligro 451 medicos infectados por covid-19

Es la cifra que maneja el Ministerio de Salud de la Nación. De esa cantidad, según el sistema de vigilancia epidemiológica, 130 contrajeron el Covid-19 trabajando en establecimientos de salud, y el resto tienen antecedentes de viaje o son contactos estrechos de los mismos. Además, ya son cuatro los profesionales que murieron por la enfermedad

Están en el frente de batalla contra el coronavirus. Son quienes más hay que cuidar en la pandemia: si ellos caen, muchos pacientes quedarán sin ser debidamente atendidos. Médicos, enfermeros y kinesiólogos (los principales protagonistas de las terapias intensivas) han comenzado a contagiarse en nuestro país. Y a morir.

Hasta ayer, eran 431 los profesionales de la salud los que dieron positivo en el test de Covid-19 y quedaron fuera de la primera línea de combate. Esa cantidad representa el 15 por ciento de los infectados que se registran en el país, que son 2.839 en total.

Según la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), hay sólo 1350 médicos preparados para esa especialidad. Para paliar ese déficit, el Ministerio de Salud convocó a distintos profesionales de la salud y, días pasados, el número de anotados ascendía a 3122.

Un integrante de primer nivel en el equipo de salud del gobierno que acercó esa cifra a Infobae, señaló sin embargo que, de ellos, sólo 130 (un 4,5 por ciento) fueron reportados por el sistema de vigilancia epidemiológica como contagios directamente relacionados a la atención de pacientes o por pertenecer a establecimientos donde hay internados por coronavirus. El promedio de contagios de profesionales de la salud en el mundo es del 10 por ciento.

Ya son 431 los médicos infectados. 130 de ellos, por su trabajo profesional (Shutterstock)

“La mayoría de los infectados tienen antecedentes de viaje o son contactos estrechos de los mismos. Entre quienes vinieron desde zonas de riesgo y fueron positivos contamos 38. Y 301, el 14 por ciento, son contactos estrechos”, explicó.

Ayer, el Covid-19 se cobró la primera víctima en el campo sanitario en la provincia de Buenos Aires: Silvio Cufré, de 47 años, enfermero del Instituto Médico Brandsen, quien estaba internado en el Hospital Regional Cuenca Alta de Cañuelas y residía en Alejandro Korn, provincia de Buenos Aires. La muerte 132 en la Argentina.

En su fallecimiento interviene la fiscal Mariana Albisu por una denuncia de la Municipalidad de Brandsen y otra de oficio. La investigación se inició ya que Cufré trabajaba en el establecimiento donde murieron dos familiares directos del futbolista Walter Montillo: su abuelo Oscar y su padre, Walter Oscar, quien se confirmó que tenía Covid-19. La sospecha es que la clínica ocultó que este último era un paciente que padecía la enfermedad.